Internet ha revolucionado nuestra manera de consumir contenidos, de aprender y asimilar información. Ya no lo hacemos como hace unos años. Ahora está demostrado que los seres humanos respondemos mucho mejor a los estímulos visuales que a los escritos y que nuestro cerebro es capaz de procesar las imágenes 60.000 veces más rápido que los textos. Impresionante.

Por eso, hoy tus empleados tienen un 75% más de probabilidades de consumir un vídeo antes que un texto en una formación, ya que se trata de un formato que atrae más por su dinamismo y porque simplemente facilita el aprendizaje. Si quieres saber todo sobre los vídeos corporativos para e-learning y las herramientas que te harán el camino más sencillo, ¡sigue leyendo!

Por qué los vídeos corporativos para e-learning son el formato perfecto para aprender

Enganchar a tu audiencia a través de tus formaciones online no requiere solo de contenido de calidad, si no de exponerlo de manera que atraiga, que conecte con el público. Aquí es donde el vídeo le gana la partida a prácticamente cualquier formato. Estos son algunos de los beneficios de incorporar vídeos en tus cursos e-learning:

  • Te permiten ofrecer más cantidad de información de manera más condensada, mejorando la asimilación de conceptos.
  • Con los vídeos puedes explicar temáticas complejas de manera más sencilla, directa y visual.
  • Aportan un gran dinamismo y favorecen el engagament. Se trata de un formato ágil, que “entra por los ojos”. Si lo utilizas correctamente, la interacción con tus contenidos será máxima.
  • Optimizan el tiempo de tu curso. Los vídeos permiten explicar conceptos técnicos rápidamente, por lo que todo el proceso de aprendizaje se agiliza.
  • Aporta contexto a tus contenidos y facilita el storytelling. Con los vídeos puedes añadir ese toque de emoción que conectará con tu público a un nivel más profundo.

Videos de formación para empleados

Cómo utilizar tus vídeos e-learning de manera efectiva

Incluir vídeos de formación en tus procesos e-learning solo te traerá ventajas, aunque puedes sacarle aún más partido si tienes en cuenta los siguientes aspectos:

Incorpora subtítulos. No des por hecho que tu audiencia tiene auriculares a mano o que se encuentra en un sitio en el que puede reproducir vídeos con libertad. Por ejemplo, si utilizas el mobile learning corporativo, es probable que tus usuarios completen sus cursos en algún sitio público. Facilítales la tarea añadiendo subtítulos.

Ten en cuenta el peso de tus archivos. Cualquier contenido que tarde demasiado en cargar será un punto en contra para que tu audiencia complete la formación. Lo ideal es que esta se consuma ágilmente, así que comprime los vídeos antes de integrarlos o crea versiones que puedan visualizarse con un ancho de banda bajo.

Aprovecha tus vídeos para incluir simulaciones. Recrea tus propios ‘how-to’ inmersivos. Con ellos, los usuarios aprenderán a llevar a cabo aquellos procedimientos de un vistazo, sin complicaciones. Probablemente con un vídeo de pocos segundos puedes ahorrarte varios párrafos de texto. Ya sabes, una imagen vale más que mil palabras, sobre todo en e-learning.

Ten en mente estos puntos si tu vídeo es de producción propia. Utiliza un guion para estructurar mejor la información, así como un buen micrófono si grabas tus propios audios. Si tu presupuesto te lo permite, utiliza actores o dobladores profesionales. Si añades elementos para complementar el aprendizaje como gráficos, pódcast o imágenes, procura que sean de calidad.

Utiliza vídeos concisos. Aquellos vídeos de formación para empleados que no permitan interactuar deben ser cortos. Quieres formar, no aburrir, así que destaca los conceptos más relevantes y haz que tus vídeos no duren más de cinco minutos, para mantener centrada la atención de tu audiencia.

Tus vídeos más interactivos que nunca, con isEazy

Aunque los vídeos interactivos son un elemento fantástico para que tu público aprenda de manera inmersiva, sabemos que editarlos y añadirlos a tus cursos complica mucho tus procesos de creación… ¡Hasta ahora!

isEazy lanza una nueva funcionalidad: el vídeo interactivo. El recurso más entretenido para enriquecer tus formaciones online y aumentar tu engagement al máximo. Con él, tus vídeos e-learning adquirirán una dimensión que nunca imaginaste. Podrás incluir en la pantalla preguntas que tu público deberá responder al momento para reforzar conceptos. También podrás mostrar información complementaria (acompañada de las imágenes o vídeos que tú quieras) o añadir resúmenes de cada lección antes de pasar al siguiente tema. Y todo esto, creando tu contenido en muy pocos pasos.

Videos corporativosEntre otras, estas son las posibilidades que ofrece:

  • Llevar a cabo role-plays interactivos.
  • Crear simulaciones con las que evaluar a tus alumnos.
  • Ofrecer nuevas posibilidades en tus cursos de onboarding.
  • Sacar el máximo partido a tu contenido a través del storytelling.

Las opciones que ofrece el vídeo interactivo te permiten añadir emoción a tus cursos, así como ese factor humano que tanto echamos de menos. Con la participación en vivo de tu audiencia, el aprendizaje se transforma en un juego, literalmente ?.

¿A qué estás esperando? Elimina las barreras e-learning con herramientas de creación de contenidos que te hagan la vida más sencilla. Prueba isEazy y crea tu primer vídeo interactivo, en minutos. ¡Engancharás a tu audiencia como nunca antes!