Las posibilidades de la formación online en cuanto a recursos de aprendizaje crece cada día. Lo visual y lo multimedia se impone sobre el texto escrito por la rapidez de comunicación y la facilidad de asimilación. Por eso las infografías, que nacieron en los medios escritos y se importaron con gran éxito en internet, son ahora un recurso estrella como parte del aprendizaje dentro de un curso online.

 

Qué es una infografía

Una infografía es una pieza de comunicación compuesta principalmente por tres elementos; texto, imágenes y datos. En el medio online, además, esta pieza de comunicación puede ser interactiva, es decir, requerir de una acción del alumno para mostrar todo el contenido. Esto hace que puedas incorporar gran cantidad de información en una sola pantalla sin agobiar ni saturar a tus alumnos. Interesante, ¿verdad?

El problema es que, hasta ahora, crear una buena infografía requería tanto de tiempo como de conocimientos de diseño. Pero esto ha cambiado y ahora tú mismo, sin ningún conocimiento, puedes crear infografías fantásticas como esta. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo!

 

 

Beneficios del uso de las infografías

Las infografías son hoy en día el elemento de comunicación clave en internet por sus múltiples beneficios. Veamos algunos de ellos:

  • Clarifican y resumen
  • Organizan la información
  • Revelan relaciones que no son obvias a simple vista
  • Mejoran la comprensión
  • Facilitan la retención y el recuerdo

Con todos estos beneficios, ¿a qué esperas para incorporar infografías en tus cursos online? A continuación, tienes algunos ejemplos de uso.

 

Para qué usar infografías

Las posibilidades de la infografía como recurso de aprendizaje son casi infinitas. Aquí te mostramos algunos ejemplos para que puedas aplicar en tus cursos desde hoy:

  • Jerarquizar información: puedes colocar una serie de elementos en orden de importancia. Por ejemplo, los más importantes en la cúspide de una pirámide, o al inicio de un diagrama o proceso. Piensa en la pirámide de los alimentos, o en la estructura jerárquica de una organización.
  • Descomponer en partes: cuando quieres enseñar algún concepto complejo, lo mejor es descomponerlo en partes más pequeñas, yendo de lo global a lo particular y aportando una visión completa a tu alumno. Una infografía es el recurso perfecto para ello. Podría servirte, por ejemplo, para explicar los departamentos que forman tu compañía, o las partes de tu producto.  
  • Dibujar un proceso: un proceso normalmente es algo complejo y tedioso. Con una infografía, puede visualizarse perfectamente paso a paso. El proceso de producción de tu producto, el proceso de compra del cliente o procesos internos como la solicitud y aprobación de vacaciones son buenos ejemplos.
  • Establecer la causa y el efecto de una situación: el antes y el después, el por qué o resultado de una acción. Con una infografía la causa y la consecuencia quedan perfectamente vinculadas.
  • Línea de tiempos o cronología: por ejemplo, puedes representar la historia de tu empresa en un diagrama de círculos. Podrás colocar mucha información, pero el resultado será muy visual y fácil de recordar los momentos clave.

 

Las infografías en isEazy

En isEazy no podíamos hacer oídos sordos a esta tendencia. Por eso, en los últimos meses, hemos trabajado duro para incorporar este recurso dentro de nuestro catálogo. El resultado es que ahora puedes construir maravillosas infografías interactivas como estas sin necesidad de tener ningún conocimiento de diseño o programación.

 

 

Como ves en la imagen, hemos incorporado tres tipos de infografías:

  • Paneles horizontales: muestra cada elemento de la infografía en un sector horizontal
  • Pirámide: representa la información en formato de pirámide, añadiendo un piso por cada elemento de la infografía.
  • Sectores: organiza la información a modo de diagrama de círculo, con un sector por cada elemento de la infografía.

 

¿Qué puedes configurar en tus infografías de isEazy?

Las infografías de isEazy son muy flexibles, y te permiten adaptarlas al contenido de una forma muy simple. Cuando crees tu infografía podrás cambiar colores, añadir imágenes, iconos y textos.

Puedes ir viendo cómo va quedando la infografía a medida que la vas construyendo, y cambiar los parámetros a tu gusto en cualquier momento. Verás que no tiene ningún secreto, es tan fácil como el resto de las funcionalidades de isEazy.

¿Te animas a probarla?