Si eres nuevo en el mundo del e-learning seguro que te habrás preguntado más de una vez cuáles son las ventajas de utilizar el formato SCORM en tus cursos formativos frente a contenidos en otros formatos como PowerPoint o PDF. En este post descubrirás las peculiaridades de SCORM y cuáles son sus beneficios en el aprendizaje online. ¡Vamos a ello!

¿Qué es SCORM? Claves para entender su importancia en e-learning

Las siglas SCORM (del inglés shareable content object reference model) hacen referencia a un lenguaje de programación de cursos online, que nace en 1999 como un marco de referencia estándar para la industria del e-learning. Un formato con el que cualquier contenido, independientemente del sistema con el que se creen (software en la nube o programación a medida), es compatible con todas las plataformas de aprendizaje. Y por tanto (aquí viene su punto fuerte), pueden compartirse con gran facilidad.

Pongámonos en contexto:  antes de la existencia de SCORM las empresas utilizaban lenguajes de programación propios para los contenidos pedagógicos que creaban. Como resultado, no era posible ni compartir ni intercambiar dichos contenidos entre distintas plataformas, ya que cada sistema funcionaba a su manera. En los primeros años de la formación e-learning esta dinámica supuso un gran problema y hubo que ponerle solución con la creación de un formato estándar.

Por tanto, SCORM no es ni un programa ni una herramienta: es un conjunto de especificaciones ya asumidas por la industria de e-learning para la producción de contenidos. Así, una compañía productora de contenidos puede crear cursos de e-learning para varias entidades, utilizando siempre una misma base compatible con muchas plataformas LMS como Moodle, Chamilo o Canvas. Con SCORM se benefician todos: creadores de contenido, empresas y, sobre todo, los alumnos.

Los beneficios de SCORM en tus cursos e-learning: el progreso y la evaluación

Además de permitir que los contenidos sean compatibles en diferentes plataformas e-learning, el formato SCORM registra una serie de parámetros que mejoran significativamente el aprendizaje online:

  • Muestra el progreso de la formación

Es decir, qué porcentaje de avance lleva el alumno en las lecciones. Esto es muy útil para que los formadores puedan supervisar de manera individual los resultados de la formación para detectar si se debe motivar a algún alumno especialmente. También sirve para conocer si hay algún punto de los cursos donde los alumnos no avanzan, permitiendo mejorar el contenido.

  • Ofrece un punto de lectura

Siendo este la última página visitada por el alumno. De esta manera si el alumno sale de un curso, al volver a entrar podrá volver directamente al punto en el que se quedó. Esto es muy importante en e-learning ya que da libertad total al alumno para acceder al contenido cuando este quiera, sin la necesidad de buscar el punto exacto donde se quedó o empezar desde el inicio.

  • Registra el tiempo invertido

Gracias a SCORM el responsable de la formación podrá ver cuánto tiempo han invertido los alumnos en sus contenidos. Este parámetro es especialmente útil para evaluar si la duración del curso es la correcta o si por el contrario es demasiado larga y aburrida. También sirve para comprobar si hay alumnos que han tardado demasiado (o muy poco) en completar las lecciones.

  • Anota la puntuación del alumno

Ya sabemos que en e-learning para comprobar si tu audiencia ha interiorizado los conocimientos, uno de los puntos más importantes es la evaluación. Un curso e-learning en formato SCORM lleva un paso allá esta característica y anota, además, cuál ha sido la puntuación del alumno tras ser evaluado.

Todos estos parámetros se transmiten desde el curso a la plataforma y son de gran ayuda tanto para los formadores, como para los administradores de la formación. En la formación e-learning formadores y alumnos no comparten un espacio físico, por lo que es importante contar con estos mecanismos para poder supervisar los resultados y ayudar a los alumnos. Además, a la hora de hacer seguimiento de la formación a nivel global o hacer memorias anuales, se cuenta con más información precisa, que en contextos en los que no se utilizan contenidos SCORM.

A días de hoy SCORM es el formato de curso e-learning más flexible y versátil, principalmente para aquellos usuarios que no dispongan de un programador informático para la creación de sus cursos online. Ahora con un software en la nube como isEazy el mismo diseñador instruccional o el formador a cargo de la enseñanza pueden utilizar la herramienta, crear sus cursos de manera ágil y rápido, y exportarlos en formato SCORM para subirlos a la plataforma LMS.

¿A qué esperas para probarlo? Regístrate gratis en isEazy y empieza a crear tus cursos e-learning con resultados profesionales, sin necesidad de conocimientos técnicos.