El test de evaluación al final de un curso e-learning es la herramienta perfecta para ayudarte a valorar la comprensión y la asimilación de los contenidos del curso por parte de los alumnos. Las evaluaciones también te ayudan a reforzar el material aprendido, recordándole al alumno cuáles son los puntos clave del aprendizaje. Es por eso que los test de evaluación tienen que estar hechos con mucha cabeza, y en este post te contamos las claves para ello.

 

 

¿Cómo debe ser el test de evaluación?

Para saber cómo hacer un test de evaluación inteligente, es importante que te hagas un par de preguntas antes de sentarte a redactar. Presta atención, y pregúntate lo siguiente:

  • ¿Cuáles son los objetivos de tu curso? Las preguntas de tu evaluación tienen que estar alineadas con los objetivos de tu curso sí o sí, ya que esto ayudará a tu alumno a retener mejor las claves del aprendizaje.
  • ¿Cuáles son los conceptos claves del curso? Haz una lista de los conceptos claves que quieres que tus alumnos recuerden y basa las preguntas en ellos.
  • ¿Qué tipo de preguntas incluir? Olvídate de incluir preguntas con trampa, que requieran capacidad memorística o sobre material que no está incluido en el curso: la evaluación sólo debe basarse en el contenido del curso en cuestión, y nada más. Procura evitar las preguntas demasiado largas, enrevesadas, redundantes o difíciles de comprender, y haz siempre uso de un lenguaje sencillo y directo, que no se preste a ambigüedades. Mejor utiliza preguntas que permitan razonar sobre el aprendizaje adquirido, y demostrar que se ha interiorizado. Por ejemplo, mira estas dos preguntas:
    • ¿Dónde deberás colocar las aletas que no vayan a ser usadas por los alumnos en caso de que no pueda impartirse la clase de natación en piscina descubierta debido a lluvia y/o mal tiempo durante las clases de natación de verano?
    • Imagina que se cancela una clase de natación en la piscina descubierta debido a lluvia y/o mal tiempo. ¿Dónde colocarías las aletas que no van a usarse?

La segunda opción es más corta, más clara y ofrece toda la información relevante.

¿Cómo configurar un test de evaluación en tu curso de e-learning?

Con isEazy es muy fácil configurar un test de evaluación. ¡Mira cómo puedes hacerlo!

  1. Para que tu curso tenga una evaluación al final, activa la opción de test.
  2. En la pantalla de Configuración puedes hacer un texto de introducción, personalizar la portada, elegir la nota necesaria para aprobar la evaluación y decidir cuántos intentos podrá tener el alumno para aprobar.
  3. Puedes personalizar cada pregunta incluyendo una foto y poniendo todas las posibles respuestas que quieras. ¡No olvides marcar la respuesta correcta!
  4. Si deseas, puedes mostrar comentarios a modo de feedback en función de la nota obtenida. Así, puedes personalizar aún más tu evaluación, felicitar a los alumnos que hayan realizado un buen trabajo o recordarle a los alumnos que no hayan superado el corte cuáles son los conceptos claves que deben revisar para volver a hacer el test.
  5. isEazy te permite crear una bolsa de preguntas (por ejemplo, 20 ó 30 preguntas) y que en el test de evaluación aparezcan sólo algunas de ellas (por ejemplo, 5 ó 10) de forma aleatoria. De esta manera cada test será diferente.

 

Recuerda: preparar buenos test puede darte un feedback valioso sobre la comprensión de tus alumnos sobre los temas claves del curso. A su vez, mientras los preparas, tómalos como una oportunidad para revisar si los contenidos de tu curso son los necesarios y suficientes para cumplir con los objetivos de aprendizaje.

 

¿Tienes experiencias de test que te gustaría compartir con nosotros? ¡Nos encantaría contar con tus comentarios!

¡Feliz e-learning!