Cuando haces una presentación, tu objetivo principal es que tu público la recuerde y fije los conceptos claves. ¿No tienes idea de cómo hacerlo? Sigue estos 7 consejos para que, de ahora en adelante, ¡tus presentaciones sean memorables!

 

1 · ¡Atención al diseño!

El contenido de tu presentación es clave… pero la forma en la que lo presentas, también. Intenta aplicar los siguientes consejos:

  • Utiliza fondos neutros y tipografías legibles.
  • Utiliza el mismo estilo de fotografías a lo largo de toda la presentación (por ejemplo, si has usado imágenes de catálogo de paisajes, no insertes de repente una ilustración que nada tiene que ver con la estética de tu presentación).
  • Alinea los elementos de todas las diapositivas.
  • Utiliza una única paleta de colores, con no más de 3 colores principales, y haz buen uso de los blancos, negros y grises.

En resumen, tu presentación debe tener una coherencia visual de principio a fin.

 

2 · Una idea por diapositiva

Para cada diapositiva, piensa en un concepto clave y transmítelo con el recurso que sea más eficiente, ya sea un texto, una imagen, un vídeo o la combinación de varios elementos. Dale a cada concepto clave el espacio que merece, y si necesitas dos o tres diapositivas para explicar con claridad tus ideas, ¡tu público te lo agradecerá!

 

3 · Simplifica, simplifica, simplifica

Apunta esta máxima: lo que no es información, es ruido. Esmérate en sintetizar la información al máximo para no llenar tus diapositivas con demasiado contenido. Si puedes decirlo en una frase en lugar de un párrafo, ¡hazlo! Y si puedes sustituir la frase por una imagen que transmita lo mismo, hazlo también. De esa manera, evitarás llenar tu presentación con texto y elementos innecesarios. Recuerda: cuanto menos información haya, más será capaz de recordar tu público.

Un error común en el que solemos caer al hacer presentaciones es abusar de los gráficos. Los gráficos son geniales para transmitir estadísticas, pero si nuestro objetivo es que el público se quede sólo con un concepto clave del gráfico… ¿Por qué no darle la información ya procesada? Por ejemplo, como en la siguiente diapositiva.

 

 

Tip: Pregúntate constantemente qué podrías eliminar de tu presentación que no comprometa la comprensión de la misma. Si identificas elementos sin los cuales la presentación se entiende igual de bien, ¡elimínalos! Verás cómo, al hacerlo, el contenido clave resaltará y será más fácil su comprensión.

 

4 · Resalta los conceptos importantes

Resalta lo más importante de cada diapositiva para que a tu público le resulte más fácil identificarlo. Puedes hacerlo de las siguientes maneras:

  • Pon los conceptos clave en otro color
  • Utiliza un tamaño de letra superior
  • Insértalos dentro de un cuadro
  • Añade contraste
  • Colócalos en una posición privilegiada dentro de la diapositiva.  

 

5 · Usa imágenes poderosas

Las imágenes pueden ser tus mejores aliadas en el momento de transmitir conceptos complicados o difíciles de poner en palabras. También pueden ayudarte a romper el ritmo tras un apartado particularmente denso, por lo que te recomendamos elegirlas cuidadosamente y ubicarlas en los momentos clave de tu presentación. Si quieres saber más sobre cómo elegir las mejores fotos para tus presentaciones, lee nuestro artículo La imagen como apoyo al aprendizaje.

 

6 · Aprovecha el espacio

Aprovecha el espacio que tienes en cada diapositiva. Eso no quiere decir que llenes cada milímetro disponible (¡recuerda los puntos 2 y 3 de esta lista!) sino que aproveches el espacio de la manera más inteligente. Mira el siguiente ejemplo: ¿cuál te parece más efectivo?

7 · Haz buen uso del storytelling

El storytelling, o el arte de contar historias, te puede ayudar muchísimo en tu presentación. No sólo te permite dotarla de un hilo conductor, sino que además te da la oportunidad de conectar emocionalmente con tu público. Por ejemplo, si estás trabajando en una presentación sobre la malaria, tiene mucho más impacto que cuentes la historia de Akanni, un niño infectado de malaria que pasó por un tratamiento exitoso, a que simplemente enumeres los síntomas y tratamientos.

 

¿Sabías que puedes usar isEazy para presentaciones, y no sólo para e-learning?

¡Así es! Una de las posibilidades menos conocida de nuestra herramienta es que es fantástica para crear presentaciones ayudándote a cumplir todos estos consejos de forma mucho más fácil. ¡Estas de enhorabuena!

El resultado son potentes presentaciones, con un estilo visual de impacto y cargadas de interactividad, que además puedes compartir con un simple enlace. Y lo mejor de todo: para conseguir el mismo resultado, las harás en la mitad del tiempo que tardas en construir una presentación convencional. Si quieres aprender más sobre la interacción en isEazy, ¡te dejamos este artículo para que te sorprendas!

Diseña tu presentación en isEazy aprovechando todas las herramientas que ponemos a tu disposición y luego, en la pestaña de Distribución, elige la opción de Compartir contenido por enlace directo.

 

 

Una vez dentro, publica la última versión de tu presentación y en unos segundos contarás con un enlace donde podrás visualizar el contenido. Puedes compartir el enlace con cuantas personas y las veces que quieras para que vean tu presentación, sin necesidad de acceder a la plataforma de isEazy y sin necesidad de publicarla en ningún sitio. Como siempre, ¡en isEazy nos gusta ponértelo fácil!

 

 

¿Cómo logras que tus presentaciones sean memorables? Si tienes algún truco o sugerencia, compártela con nosotros: ¡nos encanta que nos cuentes tus experiencias!

¡Feliz presentación!