El aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información” – Albert Einstein.

Ya lo decía Einstein: la mejor manera de aprender es a través de la experiencia. Esta se ha convertido en los últimos años en la estrella de la formación online. Los usuarios ya no se conforman con leer un texto en una pantalla y que todo ese conocimiento se olvide a las dos horas. Quieren obtener un valor añadido, ese ‘algo’ que puedan aplicar en sus puestos de trabajo cada día.

Para conseguir esto, compañías de todos los sectores utilizan cada vez más herramientas como los LXP. Este nuevo tipo de plataformas de formación online se valen de nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial para transformar la formación en una experiencia más atractiva y personalizada para el usuario. Sigue leyendo si quieres saber más sobre ellos y cómo llenarlos de contenido de valor para tu audiencia 😊.

Pero primero… ¿en qué se diferencia un LXP del LMS tradicional?

Aclaremos dos conceptos básicos. Ambos tipos de plataforma ofrecen contenido e-learning a los usuarios, solo que de manera distinta:

El LMS lo hace de una manera más formal. Son el pilar donde se alberga el conocimiento corporativo para que los empleados tengan acceso a él. Se basan en la gestión, ejecución y seguimiento del plan de formación. Aquí, el administrador es el protagonista.

El LXP, sin embargo, asegura un aprendizaje centrado en el usuario. A través de un entorno atractivo y usable y de funcionalidades como la IA, el social learning o la gamificación, ofrece una formación centrada en la experiencia. La meta: aumentar el engagement e impacto de tu formación.

cómo crear contenidos digitales LXP

¿Un ejemplo de la vida real? Netflix, Spotify o YouTube. Seguro que utilizas a diario estas plataformas. Y te encantan porque siempre tienes a tu disposición contenido que se adapta a tus preferencias, con el que puedes interactuar. Pues esto mismo es un LXP, solo que, en vez de ofrecer películas o música, ofrece formación online.

Ahora sí. Aclarada la diferencia, te damos un par de consejos para llenar tu LXP de contenido útil para tus usuarios 😉.

Claves para crear contenidos digitales de calidad para tu LXP

Compra contenido ya creado

Una buena opción es recurrir a un catálogo de cursos e-learning, de forma que no tengas que hacer nada y puedas ofrecer contenido relevante para tu audiencia. Algunos de los ejemplos más conocidos son B-Talent, LinkedIn Learning o Udemy. Esta opción ahorra mucho trabajo y te garantiza una gran variedad de temáticas que poner a disposición de tus learners. Para que puedas cubrir todas las necesidades de formación a través de un único canal.   

Crea tu propio contenido formativo

Desarrollar contenido propio es fundamental para cualquier compañía. Tus expertos en formación son quien mejor pueden crear cursos e-learning que se adapten a los objetivos de cada departamento. Ellos son los que saben qué necesita cada área, que conocimientos hay que reforzar o incorporar. Estos insights son la mejor referencia para crear contenido digital de valor que luego los empleados puedan aplicar a su día a día.

crear contenidos online LXP

Y aquí es donde entran en juego las herramientas de autor. Elige una con la que puedas llevar tu formación al siguiente nivel. Con isEazy puedes crear auténticas experiencias formativas gracias a su interfaz intuitiva, a sus múltiples plantillas predefinidas, opciones de personalización y recursos interactivos. Más de 20 entre los que elegir: juegos, ejercicios, test, infografías, vídeo interactivo… Tu audiencia se verá inmersa en una formación que la enganchará de principio a fin.

¡Olvídate de los cursos e-learning old-school! Aligera la creación de contenidos y haz que tu público participe de forma activa en todo el proceso. Con isEazy, lo conseguirás en minutos, incluso sin experiencia o conocimientos técnicos. ¿No te lo crees? Pruébanos gratis y enamórate de los resultados 😊.