Como ya hemos hablado antes en el blog, la interacción en nuestros cursos e-learning es un recurso ideal para mantener la atención de los alumnos. Los puntos de interés, por ejemplo, son elementos interactivos muy interesantes que invitan al alumno a clicar y, al hacerlo, desplegar información adicional en un cuadro emergente. Son ideales para generar interés en aprender más y, al interactuar con el contenido, mantener al alumno enfocado en el aprendizaje.

¿Sabes cuándo y cómo utilizarlos? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Toma nota de cómo puedes utilizar los puntos de interés en tus cursos de e-learning:

 

1 · Para explicar áreas específicas de una imagen

Es, sin duda, el uso más extendido de los puntos de interés. Si lo que quieres es explicar áreas específicas de una imagen usa los puntos de interés para marcar dichas áreas. En el siguiente ejemplo verás cómo los puntos de interés ayudan a marcar áreas del cuerpo humano en un curso sobre anatomía:

2 · Para dar instrucciones

Los puntos de interés pueden ser una manera perfecta de dar instrucciones a los alumnos, especialmente en pantallas donde no tienes texto. Mira el siguiente ejemplo:

3 · Para hacer preguntas que responderás a continuación

Hacer preguntas que contestarás a continuación es un recurso muy usado en e-learning, y los puntos de interés te permiten hacerlo invitando al alumno a interactuar con el contenido y sin necesidad de utilizar dos pantallas. Mira el siguiente ejemplo:


 

4 · Para evitar cargar de texto la pantalla

Cuando necesitas ofrecer mucha información en una misma pantalla, los puntos de interés pueden ayudarte a partir la información en diferentes párrafos y a ofrecerla de manera interactiva. De esta forma evitarás cargar de texto la pantalla, lo cual le restaría la claridad visual que todo buen curso de e-learning necesita. Mira el siguiente ejemplo de cómo puedes hacerlo:

 

5 · Para ofrecer información complementaria

Muchas veces tenemos información que nos gustaría ofrecer a nuestros alumnos, pero que no es indispensable para el aprendizaje. En estos casos, los puntos de interés pueden resultar muy útiles para información del tipo “¿Sabías que…?”, para lanzar advertencias o para realizar preguntas.


6 · Para etiquetar valores en una infografía o en una gráfica.

Mostrar gráficos o infografías en nuestros cursos enriquece el aprendizaje, pero al llenar de cifras o texto la pantalla corremos el riesgo sobresaturar el curso y hacerlo tedioso y plano. Los puntos de interés nos permiten generar interacción con la infografía, lo cual enriquece el aprendizaje además de mantener la pantalla más clara y limpia.

En isEazy cuentas con un amplio abanico de posibilidades para tus puntos de interés. Puedes incluir cuantos quieras en pantalla y personalizar sus diferentes elementos, como el texto, su ubicación en pantalla y el tamaño, color y forma de los iconos. ¡Ya sabes que con isEazy todo es más fácil!

 

¿Usas habitualmente los puntos de interés en tus cursos e-learning? Como siempre, ¡Nos encanta contar con tus aportaciones!

¡Feliz e-learning!