Como ya hemos hablado en el blog, las actividades de refuerzo durante los curso de e-learning son una herramienta poderosa ya que nos permiten medir el conocimiento de los alumnos. A ellos, además, les sirve como guía para asegurarse de que están haciéndose con los conceptos claves del curso a medida que van avanzando.  

El uso más habitual de las actividades de refuerzo es el de autoevaluación. Esto implica colocarlas inmediatamente después de la teoría, para que los alumnos comprueben que han pillado los puntos claves antes de seguir avanzando con el curso. Sin embargo, podemos aprovechar las actividades de refuerzo para muchos más momentos dentro de nuestros cursos. Un uso creativo de las actividades de refuerzo sorprenderá a tus alumnos y logrará captar su atención al sacarlos de la monotonía. ¿Quieres ver cómo? ¡Vamos allá!

 

 

Actividades de refuerzo para medir el conocimiento previo

No todos los alumnos se encuentran al mismo nivel de conocimientos. Por ejemplo, puedes tener un curso con 10 secciones, y habrá alumnos que no dominan ninguno de los temas del curso por lo que deberían empezar desde el principio, mientras que otros ya dominan los conceptos básicos por lo que podrían empezar en la sección 2 o 3.

Para abordar esta heterogeneidad de conocimiento de una manera creativa, las actividades de refuerzo pueden resultar tremendamente útiles. Coloca una actividad al inicio del curso y así podrás personalizar la experiencia para que los alumnos más aventajados no repitan contenidos que ya dominan. Incluye un pequeño cuestionario con preguntas claves del curso, o pregunta directamente a los alumnos si están familiarizados con determinados conceptos. Dependiendo de su respuesta, puedes indicarles que se dirijan a una u otra sección del curso, para que así empiecen su aprendizaje en el lugar preciso donde lo necesitan. Eso sí: procura recordarle al alumno que en la evaluación final también se le evaluará sobre los contenidos que se está saltando, por lo que si no está seguro… ¡más le vale revisarlos!

Tip: Para que este tipo de navegación funcione, debes configurar tu curso con navegación libre y con un seguimiento evaluativo, para que el curso evalúe al alumno según su nota final. Si no estás seguro sobre el tipo de navegación de tus cursos, te recomendamos leer este artículo.

Los ejercicios de tipo ABC en IsEazy son ideales para esto, ya que te permiten hacerle preguntas a tus alumnos utilizando texto e imágenes.


Actividades de refuerzo para examinar creencias o hábitos

Si el objetivo de tu curso es romper con aprendizajes previos o mitos y dar información completamente novedosa, una actividad de refuerzo puede ayudarte a que el alumno vea por sí mismo cuáles son sus creencias actuales y cómo casan con el aprendizaje que recibirá en el curso. Una manera creativa de hacerlo, por ejemplo, es incluir una actividad de “Verdadero / Falso” donde el alumno conteste a una serie de preguntas en las que, al final, sea sorprendido por las respuestas.

Recuerda que en IsEazy puedes crear actividades de refuerzo de “Verdadero / Falso” muy visuales utilizando la actividad de Agrupar:

Actividades de refuerzo como reemplazo de la teoría

Especialmente en cursos largos y con muchas secciones, la teoría puede volverse tediosa y es muy fácil que el alumno se canse del ritmo de teoría > actividad > teoría > actividad. Para ello, puedes usar actividades de refuerzo en momentos en los que el alumno no se lo espera: por ejemplo, como reemplazo de la teoría. Que el alumno interactúe con la teoría hace que se implique muchísimo más con el aprendizaje, haciéndolo suyo.

Una forma muy divertida de hacerlo es utilizando el recurso de completar frases (en IsEazy, la actividad de Completar). Al darle al alumno una frase incompleta y una bolsa de palabras para completarla, le estamos invitando a reflexionar sobre el contenido y a comprenderlo, y evitamos tener a un alumno aburrido que simplemente “escanea” la teoría sin involucrarse con ella.   

Toma este ejemplo como una muestra:

Además de estos ejercicios, en isEazy dispones de varios juegos que puedes aprovechar como actividades de refuerzo: El Rosco de preguntas, Deslizar o Trivial.

  • Rosco: Ideal para reemplazar la teoría con una actividad. Haz un listado de preguntas (ayudándote de imágenes si lo necesitas) e invita a tus alumnos a reflexionar antes de dar la respuesta correcta. 
  • Deslizar: Compite contra el cronómetro para clasificar las tarjetas entre dos opciones. Es un juego realmente adictivo.
  • Trivial: Pulsa sobre la ruleta para seleccionar de manera aleatoria una categoría y logra completar toda la circunferencia contestando las preguntas de cada una de ellas. Inténtalo tantas veces como necesites hasta lograr ganar la categoría.

Para hacerlo más entretenido, puedes personalizar el tiempo y los comodines para que así tus alumnos pongan toda su concentración en el juego. Con actividades de este tipo afianzas la relación entre el alumno y el contenido, ya que además de pasar un buen rato, el alumno se sentirá motivado y comprometido.

Esto facilita el aprendizaje y permite una mayor retención de los conceptos claves al ser más atractivo y divertido. ¿A qué estás esperando para utilizarlo en tus cursos?  

Tip: Combina los juegos y actividades con otros recursos (por ejemplo, un vídeo previo a la actividad) para lograr una experiencia de aprendizaje única para tus alumnos.

Coméntanos: ¿sueles innovar con las actividades de refuerzo en tus cursos de e-learning? Como siempre, ¡Nos encanta contar con tus aportaciones!

¡Feliz e-learning!